REALIDAD POLÍTICA Y SOCIAL

Los tres títulos de este apartado expresan mi ideario filosófico-psicológico y sus contenidos están inspirados en los talleres y conferencias que imparto sobre liderazgo, más las ideas básicas de mi libro "Recetas para mejorar el mundo". Allí explico porque soy más partidario de Gandhi que de Maquiavelo y defiendo que sólo el mejoramiento personal y el ejemplo de las buenas personas hará posible que nuestra sociedad sea un poco menos competitiva y un poco más cooperativa.


ENTRE GANDHI Y MAQUIAVELO


En esta conferencia contrapongo dos formas muy distintas de entender el liderazgo político. La que predomina en los principios que defiende Maquiavelo en su famoso libro "El príncipe". Y la que podría crearse siguiendo las enseñanzas y el ejemplo de Mahatma Gandhi. Naturalmente el primer modelo es una realidad sólidamente implantada y el segundo es sólo una propuesta personal que espero compartir contigo para ver si despierta tu interés.












NUNCA MANDAN LOS MEJORES

En esta conferencia expongo mi teoría del principio de selección social negativa que impera en la política. La tesis que defiendo al respecto es que debido a la supervivencia del menos apto, generada por la perversión del principio democrático de igualdad de oportunidades, el actual modelo de liderazgo político ha situado en el vértice de la pirámide del poder a personas mediocres que, precisamente por serlo, son capaces de aplicar estrategias de promoción carentes de ética que les suponen una ventaja funcional con respecto a otras personas más íntegras y preparadas.













RECETAS PARA MEJORAR EL MUNDO

Un proyecto de cambio social a través del cambio personal. La tesis que defiendo es que sólo es posible crear una sociedad mejor si previamente somos capaces de mejorar como personas. Por eso propongo una reflexión sobre el actual sistema de organización social y ofrezco una alternativa de inspiración humanista que, para ser eficaz, sólo requiere que cada persona desarrolle su propia capacidad de automejora. Por eso el mensaje final es claro: si quieres mejorar el mundo empieza por ti